USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, por motivos funcionales y para facilitar su interacción con redes sociales. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pedro Gracia Feito,

SALUD HOLÍSTICA y COACHING

Por qué conformarte con vivir a rastras cuando anhelas volar

Este artículo me ha parecido Sin valorarEste artículo me ha parecido MaloEste artículo me ha parecido RegularEste artículo me ha parecido BuenoEste artículo me ha parecido Muy BuenoSin valorar
Reportar este artículo al admistrador
Para añadir este artículo a tus favoritos deberás registrarte o identificarte
 escrito por zetafisio

Mitos de la nutrición

en: Escuela de Salud

Cansado de oirlos una y otra vez en mi consulta cuando sugiero cambios en la nutrición de mis pacientes, me he propuesto llegar a un poco más de público e ir desmantelando antiguos dogmas basados en afirmaciones no justificadas y en muchos casos en recomendaciones hechas por los propios profesionales de la salud.

Es sorprendente cómo está aumentando en las redes la cultura culinaria, de la salud y del deporte y sin embargo, la mayor parte de los profesionales de la salud sigue enfrascada en lo que aprendieron en la universidad, basando sus afirmaciones en estudios sesgados y financiados por la industria agroalimentaria y farmacéutica.

En fin, aquí os presento 12 de los  mitos más presentes escuchados en mi consulta:

 

Los huevos suben el colesterol

Los huevos son ricos en colesterol, pero eso no quiere decir que aumenten tus valores de colesterol en las analíticas. La mayor parte del colesterol lo produce tu hígado, así que cuídalo. No hay evidencia científica de que un mayor consumo de huevos aumente el riesgo cardiovascular. Sería más apropiado tener en cuenta con qué se comen los huevos, es decir, patatas fritas, pan, chorizos o bacon de mala calidad o en tortilla de patata. El colesterol es necesario para producir hormonas, podemos consumir de 1-2 huevos diarios escalfados, pasados por agua, revueltos  o en tortilla francesa sin problema. Los huevos son un alimento de alta calidad, rico en proteínas y grasas saludable, siempre y cuando los consumamos de categoría 0 (ecológicos) o 1 (camperos).

 

Hay que hacer 5 comidas al día

Creo que en 2 millones y medio de años de existencia del ser humano solo hemos hecho 5 comidas en los últimos 50 años como mucho. Cada vez nos movemos menos y comemos más. ¿No te parece una incoherencia?. Comemos para alimentarnos no para alimentar a la industria. Hemos perdido la sensación de hambre, cada vez estamos más gordos y con más enfermedades crónicas. Hemos mejorado nuestra esperanza de vida a costa de una calidad pésima de la misma. Los estudios han demostrado que la restricción calórica,  aumenta la esperanza de vida, come menos y necesitarás menos fármacos para sobrevivir.

 

La leche es buena para los huesos

La leche ya no es leche. Cuando tomas leche estás consumiendo un alimento ultra procesado sin nutrientes, con antibióticos, hormonas y piensos de mala calidad que consumen las vacas y posteriormente los añadidos sintéticos que los hacen más vendibles. Si tomas leche de vaca, tómala de verdad, al menos que sea bio, de animales que pasten libremente o bien cámbiate a bebidas vegetales como la de avena, coco o almendras (sin azúcar). ¿Y el calcio? No tengas miedo, no hay carencia de calcio en España, sino de magnesio y de vitamina D a pesar de nuestro sol. Come verduras, frutos secos, haz ejercicio y exponte a luz natural para mantener tus huesos fuertes.

 

Las grasas engordan

Comer grasa no significa acumular grasa, sino que el cuerpo es capaz de autorregularse para producir menos. Si consumes grasas saludables, estás aportando 9 calorías por gramo, mientras que cuando comes hidratos de carbono aportas 4 calorías/g. ¿Que piensas que te saciará por más tiempo? ¿La grasa verdad? Si te sacia por más tiempo, comes menos, y utilizas más grasa como fuente de energía, siempre y cuando reduzcas  tu número de comidas. Al comer grasa y saciarte más reduces tus antojos provocados por los picos de glucosa generados por dietas altas en hidratos de carbono. Cuanto más grasa ingieres menos acumulas. Evita las grasas propias de la bollería como el aceite de palma y las grasas vegetales hidrogenadas, la margarina, el aceite de girasol y consume grasas de calidad como las presentes en el aceite de oliva virgen extra, las aceitunas, el aguacate, los frutos secos, el aceite de coco, las semillas de chía, el pescado azúl, los huevos y los ibéricos. El problema no son las grasas sino su calidad.

 

El cerebro necesita azúcar

No hace falta que ingieras dulces para nutrir tu cerebro. Este se nutre de grasas, sobre todo de grasas saturadas y omega 3 EPA y DHA, presentes en el pescado y el marisco. La energía puede obtenerla perfectamente sin haber apenas glucosa en sangre, produciéndola a través del glucógeno hepático y muscular o de los cuerpos cetónicos que se producen como resultado de quemar grasa como fuente de energía. En resumen, tu cuerpo necesita grasa, grasa omega 3. 

 

El zumo de naranja es muy sano

Si, la vitamina C es muy buena para prevenir los resfriados, pero un zumo de naranja tiene muy poca y sin embargo aumenta bastante los niveles de glucosa. Cuando te haces un zumo necesitas 2-3 naranjas, ¿Por qué no te comes una entera? Al comerla entera, con su pulpa limitas la subida de azúcar en sangre. Además el azúcar de la fruta, la fructosa, sube el ácido úrico y  se convierte rápidamente en grasa acumulándose en nuestro cuerpo. Come fruta entera o batida con agua para limitar la elevación excesiva de la glucosa en sangre. 

undefined

 

El desayuno es la comida más importante del día

¿Cuantas veces te has levantado sin hambre? ¿Comes porque tienes hambre o porque te lo han dicho? Se trata de una creencia popular sin base científica. Si no tienes hambre ¿para qué comer?.¿Por qué no escuchamos a nuestro cuerpo? Come cuando llegue y come lo que debes comer, hidratos de calidad (es decir fruta, verdura y tubérculos), proteínas (alimentos de origen animal) y grasas (ya citadas anteriormente) e intenta incluir los  3 grupos de macronutrientes en todas tus comidas y podrás reducir el número de las mismas, porque te saciarás más. No te vas a morir por saltarte alguna comida de vez en cuando. Está demostrado que los ayunos intermitente, es decir, espaciar las comidas o saltarse alguna, ayudan a regular el azúcar en sangre, a quemar grasa y a rejuvenecer nuestro organismo. 

 

La carne es cancerígena

Más que la carne en sí, digamos que es el proceso para producir la carne el que podría hacer que su consumo se esté relacionando con la aparición de cáncer. Tenemos a los animales enjaulados o estabulados, sin moverse, les alimentamos con piensos de mala calidad, les administramos hormonas para engordarlos, antibióticos para prevenir infecciones y luego cocinarlos de mala manera produciendo dioxinas cuando quemamos la carne a altas temperaturas. ¿Cómo no va a ser cancerígena la carne?. La carne que produce cáncer es la carne de mala calidad. La carne de los animales que pastan libremente, los pollos camperos o la carne de caza no produce cáncer. El problema es que son difíciles de encontrar en un supermercado y siempre son más caras. Los estudios sobre consumo de carne y cáncer se han realizado con carnes procesadas o de baja calidad y sin tener en cuenta otros factores que acompañan a su consumo. 

 

El embutido es malo

Al igual que la carne depende de su crianza y procedencia.  Es malo si lo que compras es de mala calidad como el jamón york o el pavo envasados, ojo, el de la charcutería también está envasado, el fuet o el chorizo con azúcar añadido y lactosa. Compra la mejor calidad que permita tu bolsillo. El embutido de calidad  es aquel que no lleve aditivos y provenga de un animal que se ha movido, nada como el embutido casero, ni siquiera los ibéricos garantizan estar libres de añadidos, si encuentras alguno, cómpralo. Lee las etiquetas. En cuanto al queso, intenta comprarlo de cabra u oveja hechos con leche cruda y sin aditivos. 

undefined

 

La fruta engorda

No, con un consumo razonable. La fruta en general tiene un alto índice glucémico, pero su carga glucémica es baja, que es un forma más realista de medir la velocidad con que sube la glucosa en sangre. El índice glucémico (IG) se calcula en base a 100 gr de hidrato de carbono, pero para llegar a esa cantidad habría que consumir una gran cantidad de fruta. LA mayor parte de la fruta tiene una carga glucémica muy baja a las cantidades que se toman habitualmente. Come fruta entera y variada.

 

Hay que comer de todo

Lo importante es la calidad de los alimentos que consumimos, que sea comida de verdad, no productos. Hay alimentos que nos son saludables, no hay que comer de todo. ¿Cómo piensas que va a funcionar mejor tu organismo, tus tejidos, tus órganos , tu cerebro? Lo que comes es lo que constituye los ladrillos que te forman. No es lo mismo utilizar adobe que piedra en una construcción, ¿verdad?. 

 

Los productos light son más sanos

Estos surgieron de la demonización de las grasas en los años 80-90, asociándolas de  forma errónea al aumento de riesgo cardiovascular. Al eliminar grasas sacian menos y engordan más pues tienen menos calorías, pero al cabo de un rato tienes hambre de nuevo. Se trata de alimentos desnaturalizados, ultra procesados a los que se añaden azúcares y grasas vegetales de mala calidad. Son alimentos o más bien productos de baja densidad nutricional. Elimínalos de tu vida.

undefined


 

 

 

Llena tu cesta de comida de verdad, la de toda la vida, de la mejor calidad que puedas permitirte, lee los ingredientes y evita todo aquello que no te suene a comida. Después del infierno del primer mes todo será más fácil, solo visitarás los pasillos de la carnicería, la pescadería, la frutería y la charcutería. Ya solo te queda aprender a cocinar!!!!!.

Destacados

Teléfono de Citas
Consultas Online
Servicio a domicilio

Buscador

Suscripciones

¿quieres recibir un aviso de actualizaciones?
(32 suscritos)

Últimos comentarios

 fuencisla en Tu eres tu sanador: Pues si! Muy cierto...
 Su en Tu eres tu sanador: Estoy totalmente de acuerdo. Nosotros somos los principales ...
 Ana en Venciendo la Pereza: Me gusto mucho tu articulo sobre la pereza .El otro debe est...
 Borjatube en Influencia de la paleodieta en el estado anímico: Excelente post amigo!Tenemos un estimulante reto por delante...
 Luisinho en Recomendaciones nutricionales: Esto.... guau... porque en todos lossitios la venden como si...
 PEDRO en Recomendaciones nutricionales: Hola Luis La Soja no la recomiendo por los siguientes motivo...
 Luisinho en Recomendaciones nutricionales: Hola Pedro, un gran artículo. Me ha llamado la atenci...